Disponible al público el acervo de "Plaza Pública" de Miguel Ángel Granados Chapa



Hoy, 16 de octubre de 2017, se cumplen 6 años sin la presencia física de Miguel Ángel Granados Chapa, y en la DCCD lo conmemoramos con la presentación del archivo Plaza Pública. En el sitio http://catedragranadoschapa.cua.uam.mx/acervo.php ya están disponibles los cientos de ensayos que Granados Chapa escribió durante poco más de tres décadas, en los cuales abordó –con elegancia y profundidad– los principales temas de la realidad política y social de México.
Sólo dos días antes de morir, Miguel Ángel Granados Chapa se despidió de sus lectores en su “Plaza Pública”, con la frase “Esta es la última vez en que nos encontramos. Con esa convicción digo adiós.” 

El Coordinador de la Cátedra Miguel Ángel Granados Chapa, Jacinto Rodríguez Munguía opina sobre este acervo:

“ ‘Plaza Pública’ es la memoria periodística que analiza y documenta los abusos de los poderes. Es la mirada reflexiva de uno de los pocos maestros del periodismo mexicano que hizo de este oficio, toda una forma de vida. ‘Plaza Pública’ es, en muchos sentidos, una memoria incómoda, pero necesaria para entender los tiempos que vivimos.  Es una memoria en tiempo presente.”

En su última columna habló de un tema tan importante en 2011 como en la actualidad: las alianzas políticas entre facciones ideológicamente opuestas, que antecederían lo que es el Pacto por México, y que parecen premonitorias ante la alianza del llamado Frente Ciudadano.  

En este último texto, Granados Chapa realizó una síntesis del panorama del país al terminar el sexenio de Felipe Calderón:

“Casi nadie entre los firmantes, y por supuesto entre los mexicanos todos, puede negar la terrible situación en que nos hallamos envueltos: la inequidad social, la pobreza, la incontenible violencia criminal, la corrupción que tantos beneficiarios genera, la lenidad recíproca, unos peores que otros, la desesperanza social. Todos esos factores, y otros que omito involuntariamente pero que actúan en conjunto, forman un cambalache como esa masa maloliente a la que cantó Enrique Santos Discépolo en la Argentina de 1945.”

El también colaborador de la revista Proceso, utilizaba sutilmente un tango para hablar de su perspectiva del último México que alcanzó a ver, aunque de haberlo hecho más explícito su columna podría haber dicho: “Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé, en el quinientos seis y en el dos mil también…”

No obstante, Granados Chapa no tenía una visión negativa sobre el futuro, pues si bien cantar la miseria es triste, la música es aún constancia de sentir y de esperanza. Su columna finaliza:

“Con todo, pudo cantarle. Es deseable que el espíritu impulse a la música y otras artes y ciencias y otras formas de hacer que renazca la vida, permitan a nuestro país escapar de la pudrición que no es destino inexorable. Sé que es un deseo pueril, ingenuo, pero en él creo, pues he visto que esa mutación se concrete.”

Del último “Plaza Pública” se podría decir aún mucho más, pero esta es sólo una pequeña fracción del acervo que desde hoy estará disponible para estudiantes, académicos y cualquier persona interesada. Ahí en donde ya se encuentran miles artículos, del que sin duda fue un maestro para toda una generación de periodistas.

por: Axcel Ancira